Estos días empieza a salir en las noticias y en los periódicos que los turistas cada vez gastan menos a la hora de comer fuera.
Yo creo que es lógico que los turistas intenten coger las ofertas más económicas, lo que implica que muchos opten por paquetes de vacaciones que incluyen desayuno y cena en el mismo hotel.

Pero bueno, de todas formas cuando vamos de vacaciones alguna escapadita hacemos a algún restaurante ya sea para probar la comida tradicional del lugar que hemos visitado, comer pescado fresco, … o simplemente porque de vez en cuando cae bien que nos sirvan la comida hecha en la mesa.

Es cierto que actualmente salir a comer fuera no es barato, pero incluso para comer en casa según que productos los precios en el mercado son en ocasiones una locura.

Deja una Respuesta