Un día de invierno, frío, … es ideal para ir hasta Valldemossa pasear un poquito y sentarse para tomar un chocolate caliente con una coca de patata.

Esta foto la tome en Can Molinas, es una de las pastelerías del pueblo.

Deja una Respuesta